jueves , 9 julio 2020
Home / Innovación + Actualidad / El ozono: La solución para desinfectar tu clínica.

El ozono: La solución para desinfectar tu clínica.

Uso de Shoefresh desinfección con ozono en calzado en una clínica podológica

Asegurar la limpieza y desinfección en nuestras clínicas es uno de los puntos más críticos. Poder garantizar la seguridad de nuestros pacientes, trabajadores y nosotros mismos, es clave para el éxito del negocio y uno de los puntos más regulados.
Existe una normativa básica que cada negocio debe conocer y cumplir para garantizar las medidas básicas de higiene y seguridad. Dentro de ella, se regula el uso de productos desinfectantes para la limpieza de suelos, paredes, mobiliario e instrumental médico, además de la propia higiene del personal. Si quieres saber más sobre esta desinfección, te recomendamos que leas también nuestro artículo sobre la desinfección en clínicas.
Pero, además de estos elementos, también es importante mantener limpio el ambiente y ofrecer el mejor servicio a nuestros pacientes.
Para conseguir esta purificación ambiental, se pueden utilizar aparatos de ozono, que garantizan la eliminación de bacterias.

Cómo funciona la limpieza con ozono

El funcionamiento de los aparatos de ozono es bastante sencillo: Se trata de pasar un flujo de oxígeno a través de dos electrodos que aplican un voltaje determinado. Este voltaje provoca una corriente de electrones que, finalmente, deriva en la disociación de las moléculas de oxígeno, que recombinadas contienen tres átomos de oxígeno en lugar de dos, lo que genera el ozono (O3).

Las moléculas de ozono son altamente inestables, por lo que suponen un potente oxidante para cualquier compuesto que se le acerque, llevándole a la desestabilización e incluso la destrucción. Esto lo convierte en un arma perfecta para la lucha contra los malos olores y bacterias en el ambiente o en aquellos elementos en los que se aplique. Es por ello que actualmente muchos negocios utilizan el ozono no sólo para asegurar la calidad microbiológica del aire sino para mantener la desinfección y limpieza en muchos otros elementos, como productos alimenticios, agua o incluso prendas de vestir, tanto del personal como del propio paciente.

Cómo desinfectar zapatos, zapatillas y botas

Debido a esas propiedades antibacterianas del ozono y su posibilidad de aplicarlo a elementos concretos, podemos aprovecharlo en nuestra clínica para ofrecer nuevos servicios a nuestros pacientes.

En general todos lavamos nuestras prendas de vestir con asiduidad, pero hay algunos elementos que no se limpian tan a menudo, como pueden ser los zapatos o zapatillas. La mayor parte de las personas utilizan sus zapatos durante todo el día, lo que conlleva que el pie sude y humedezca el interior del zapato. Este ambiente húmedo facilita la aparición de hongos y bacterias, lo que se traduce en mal olor e incluso en problemas más graves como el pie de atleta.

Con la misma tecnología de ozono que se utiliza para la desinfección del ambiente, existen aparatos de ozono específicos para la desinfección de zapatos y zapatillas como Shoefresh. Un producto diseñado para la higienización del calzado, el único con certificación TUV alemana y especialmente indicado para aquellos centros en los que se trata el cuidado del pie y sus patologías.

El uso de estos aparatos se está extendiendo rápidamente en las clínicas podológicas, ya que además de sus propiedades en el ambiente general, ofrece un servicio extra de desinfección a sus pacientes.

Su utilización es sencilla y rápida, ya que simplemente hay que colocar el zapato en el aparato y basta con dejarlo actuar media hora.

La limpieza se produce en dos pasos:

  1. Los primeros 5-10 minutos el aparato utiliza la tecnología de ozono para limpiar de bacterias el calzado.
  2. Los restantes 20-25 minutos, seca entre 40º y 60º los objetos, para eliminar la humedad.
Funcionamiento de Shoefresh
Funcionamiento en dos pasos de Shoefresh

¿Por qué deberías tener un ShoeFresh en tu consulta?

Actualmente más de 2.500 podólogos en toda Europa ya han incorporado este tipo de aparatos en sus consultas. De esta forma, mientras atienden al paciente, están desinfectando y secando su calzado, lo que contribuye al éxito y mantenimiento del tratamiento aplicado al paciente. Este servicio extra, está siendo muy positivamente valorado por todos los pacientes que lo reciben.

Si quieres saber más acerca de cómo funciona la desinfección con ozono o cómo utilizar Shoefresh en tu negocio, visita nuestra web, descarga el manual o ponte en contacto con nosotros.

Shoefresh: Máquina de desinfección de calzado con ozono
Shoefresh: desinfección de calzado con ozono

Mira aquí

huesos sinteticos 3d

Huesos Sintéticos 3D para Reparar Lesiones Óseas

Aunque ya existen investigaciones encaminadas a imprimir en 3D cartílagos y tejidos óseos con células …